7 abr. 2012

Capitán Sangre I.Exangüe

Es un ejercicio de poder. Le voy a dar la vuelta: ejército de poderes. Necesito que sea en plural, para que mi malestar se revele. Para que sus túnicas hagan más ruido. Me levanto del despacho con ganas de perder. No de ganar. De perder. Esto es lo que más me importa, la falta de energía, el sol que ya ni sé si está, los colores desapareciendo camino abajo -mi puesto de trabajo...-. No me importa que me obligue a jugar sin red y que luego grite Falta!, como si mi pelota no sólo la rozara, si no que diera de pleno. "Mi" pelota: he entrado en su juego. Voy a volver subir la cabeza mientras bajo las escaleras a contar los peldaños, haciendo volteretas con la lengua y convirtiéndolos en notas desencajadas y hermosas, como un arcoiris apareciendo en cada bote de voz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

algunha recomendación?